Feud: la serie sobre la enemistad entre Bette Davis y Joan Crawdord

Feud

A través de 8 episodios Feud: Bette y Joan retrata la rivalidad entre las actrices Joan Crawford y Bette Davis, una enemistad que se forjó a lo largo de los años y que culminó con el rodaje de: ¿Qué fue de Baby Jane?.

Bette Davis, interpretada por Susan Sarandon, y Joan Crawford, encarnada por Jessica Lange, habían sido reputadas actrices que, ya en la cincuentena, eran castigadas por una industria machista en la que no tenían cabida.

feud

No se puede aludir una única causa para la acuciante rivalidad que les acompañó durante sus vidas y que acabó explotando con la película que iniciaría el declive de sus carrera. Tampoco se puede negar que ellas tuvieran parte de culpa. Sin embargo, como la serie se encarga de manifestar, era la propia industria la que más se lucraba con la situación.

Precisamente, si ¿Qué fue de Baby Jane? consiguió gestarse fue por el beneficio que la Warner vio en que dos actrices rivales se encontraran por primera vez en la pantalla.

Para aderezar la situación, el guión estaba plagado de paralelismos con la historia de que existía entre ambas: dos actrices (hermanas en la ficción) en el ocaso de sus carreras que apenas soportaban estar juntas. Parte del enfrentamiento entre Bette y Joan se forjó al inicio de sus carreras en la lucha por conseguir papeles e incluso en la disputa por un hombre, que finalmente llegó a ser pareja de Joan. En ciertos momentos ellas mismas alimentaron y se beneficiaron de ello, pero el odio durante el rodaje se acrecentó por la manipulación que sufrieron de su entorno.

En tan solo tres semanas se consiguió levantar una de los thrillers psicológicos más perturbadores de la historia del séptimo arte. Y, a pesar del corto tiempo de rodaje, existen múltiples anécdotas detrás de las cámaras que, finalmente, Ryan Murphy ha recogido y recreado en la mini serie.

bette-davis-joan-crawford

La enemistad vende, la edad no tanto

La enemistad vende, eso pensaron los productores de la Warner en la década de los sesenta, y lo mismo ha debido pensar Ryan Murphy, creador de Nip Tuck, Glee o American Horror Story, para iniciar una nueva serie que se centra en históricas disputas personales de famosos y que en su segunda temporada pretende centrarse en el príncipe Carlos y la princesa Diana.

Se desconoce el cariz que tomará la siguiente temporada, pero si algo plantea esta primera es una reflexión sobre lo duro que ser actriz, especialmente a medida que avanza la vida.

En el primer episodio Joan Crawford menciona que: “los personajes femeninos se reducen a tres categorías: ingenuas, madres y arpías”. Cansada de no encontrar papeles con la profundidad e interés que una actriz de peso podría desear, Crawford se empodera y busca en la literatura personajes dignos de ser adaptados a la pantalla.

A Sarandon y Lange les ocurre algo parecido a lo que vivían Crawford y Davis. A pesar del talento y experiencia, con 70 y 67 años no les llueven papeles relevantes. Ha sido precisamente el director Ryan Murphy, quien se encargó de resucitar a Jessica Lange con American Horror Story hace unos seis años. En el caso de Sarandon, la Bette Davis de Feud ha sido uno de los personajes femeninos más notables que ha interpretado en la última temporada.What-Ever-Happened-To-Baby-Jane-Feud-Bette-David-Joan-Crawford-FX-Susan-Sarandon-Jessica-Lange-Comparison-Side-by-Side-Tom-Lorenzo-Site-12

Sin embargo, Feud es una raya en el agua que quizás no se habría realizado de no ser porque las protagonistas son también productoras de la serie. Sigue existiendo un vacío en el mundo audiovisual para mujeres de mediana edad que parecen quedar relegadas a papeles estereotipados tal y como ocurría años atrás.

Feud es una serie para amantes del cine clásico. Un trabajo realizado con mimo, detalle y unas actuaciones sobresalientes. A quienes les interese acercarse a la serie les recomendaría ver primero ¿Qué fue de Baby Jane? para poder apreciar la belleza de las recreaciones en la serie.

Be first to comment